Facebook Twitter Linkedin Youtube intranet
Compartir: 
 
Auditoría, una profesión atractiva

 

¿Qué ocurre para que las firmas del sector de la auditoría de cuentas tengan dificultades para cubrir las vacantes? El interés de la auditoria como salida profesional -estudio realizado por investigadores de la Universidad del País Vasco bajo los auspicios del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España- analiza y compara la percepción que respecto de la profesión auditora tienen los estudiantes universitarios y las personas que, al finalizar sus estudios de grado universitario, ejercen su labor en firmas del sector.
 
El informe resalta que “cuanto más se conoce la auditoría, mejor imagen se percibe” y precisa que, aunque solo un 46% de los estudiantes de la muestra han cursado la asignatura de auditoría, un tercio de ellos lo han hecho de forma voluntaria. Los estudiantes que la han cursado se manifiestan bastante satisfechos de la asignatura, en particular las mujeres.
 
El trabajo en una firma de auditoría dista de ser monótono, razón por la que los profesionales que cuentan con unos años de experiencia en el sector están tan disputados, tanto para el trabajo en auditoría como en otras funciones. De forma habitual a lo largo del año se analizan las cuentas de distintos tipos de organizaciones, con espíritu crítico, estudiando qué realidades económicas subyacen en las mismas, para lo que se requiere una formación constante y un conocimiento superior al que posee la empresa analizada.
 
Las valoraciones sobre la auditoría por parte de los profesionales que trabajan en este ámbito son muy superiores a las de aquellos que la desconocen o que cuentan con una visión superficial: la satisfacción general de los que trabajan en una firma de auditoria alcanza un 5,23 (máximo de 7). Y se valora especialmente la formación recibida (5,95), en el caso de los ayudantes de auditoria. 
 
Casi un tercio de los entrevistados tienen intención de trabajar en una firma de auditoría, porcentaje que aumenta al 43% entre los que han cursado alguna asignatura de auditoría obligatoria u optativa. Un 88% de los profesionales que ya trabajan en una firma manifiesta que recomendaría el trabajo en auditoría a otras personas.
 
Cierto es que la profesión debe superar alguno de los motivos de insatisfacción por parte de los profesionales más jóvenes. El más importante es el de las dificultades de conciliación familiar, como consecuencia de los horarios de trabajo en ciertas épocas del año. Es ahí donde las valoraciones son más bajas (3,84), en lo que concierne a la presión laboral.
 
Por fortuna esto está cambiando y son cada vez más numerosas las firmas de auditoría con horarios semejantes a los de otros sectores, que facilitan el teletrabajo, y con un uso intensivo de las tecnologías.
 
Pero es esencial incluir en los planes de estudio de grados y posgrados universitarios asignaturas de contabilidad y auditoría obligatorias para conseguir en nuestros futuros dirigentes empresariales, una formación de alto nivel, con el rigor y el sentido crítico propios de la profesión auditora.  
 
 
Antoni Gómez es presidente del Col·legi de Censors Jurats de Comptes de Catalunya.

Paseo de la Habana, 1 28036 - Madrid | Teléfono: +34 91 446 03 54 | auditoria@icjce.es
Copyright © 2014 ICJCE - Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España. Todos los derechos reservados
Ayúdanos a mejorar | Política de privacidad | Aviso legal

© Gestor de contenidos
HagaClic
Scroll to top