Facebook Twitter Linkedin Youtube intranet
Compartir: 
 
Mercè Martí: “El gran desafío es retener y atraer más talento femenino al sector de la auditoría”
 

13 de abril de 2020.

 
La Red Española del Pacto Mundial reconoció la labor realizada por el Col·legi de Censors Jurats de Comptes de Catalunya (CCJCC) a favor de la equidad de género con la incorporación de las iniciativas colegiales en la plataforma de buenas prácticas COMparte. Esta recoge una serie de buenas prácticas en sostenibilidad que, a juicio de la Red, contribuyen a la consecución de la Agenda 2030 de Naciones Unidas.
 
En este contexto, la organización pone en valor el Decálogo por la Equidad de Género impulsado por la entidad colegial, al que ya se han adherido 50 firmas de auditoría. Mercè Martí, presidenta de la Comisión de Equidad de Género del CCJCC, miembro de la Comisión Permanente del Consejo Directivo del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE) y presidenta ejecutiva de Kreston Iberaudit, nos explica en esta entrevista cómo surgió la idea de llevar a cabo este proyecto y sus objetivos: equidad en la organización; equidad laboral; formación en equidad; educación en equidad; corresponsabilidad familiar; no discriminación por razón de género; visibilidad colegial y profesional; comunicación y género; actuación ante la violencia de género y compromiso profesional con perspectiva de género en sus actuaciones como elemento transformador.
 
¿Qué supone para el Col·legi que su propuesta de decálogo para la equidad de género haya sido seleccionada para el Dossier Especial ODS 5 con motivo de la Semana de la igualdad de género?
 
Hace más de 15 años que el Col·legi adquirió un compromiso muy sólido con los diez principios promulgados por el Pacto Mundial de Naciones Unidas. A lo largo de todos estos años hemos realizado numerosas actividades relacionadas con este compromiso, de las que hemos dado puntual cuenta en nuestros informes de progreso. Nuestro compromiso ha sido muy significativo con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), de la Agenda 2030, en especial con aquellos en que auditores y auditoras podemos tener más incidencia: el 5, Igualdad de Género; el 8, Trabajo decente y crecimiento económico; el 9, Industria, Innovación e Infraestructura; y el 17, Alianzas para lograr los objetivos. Por estos motivos, estamos muy orgullosos/as de este reconocimiento, de una de las diferentes iniciativas desarrolladas por la Comisión de Equidad de género del Col·legi.
 
 
¿Cómo surge la idea de elaborar este decálogo y cuál es su principal objetivo?
 
La Intercolegial de Colegios Profesionales de Catalunya tuvo una iniciativa que, desde el Col·legi, nos pareció muy interesante y necesaria: la elaboración de un decálogo de equidad de género. Como miembros de la Intercolegial, nos pusimos en marcha para adaptarlo a las peculiaridades de nuestro sector y así fomentar que nuestras firmas colegiadas se interesaran y se sumaran a esta hoja de ruta común en materia de igualdad.
 
La esencia del decálogo es ser un elemento transformador para poner en valor la aportación de las mujeres en la auditoría y que sea un motor de evolución hacia una sociedad más justa y equitativa. Esto lo conseguiremos si todos/as ponemos en
práctica la hoja de ruta que se ha trabajado desde el Col·legi, que cuenta con las siguientes acciones: equidad en la organización, formación y educación en equidad, fomentar la visibilidad del talento femenino, corresponsabilidad familiar, no discriminación, actuación ante la violencia de género…y así hasta 10 puntos.
 
Trabajamos para que las mujeres desarrollen todo su potencial y que aumente la representación femenina en los cargos directivos, e introducir así, la perspectiva de género dentro de nuestra profesión.
 
¿Qué actuaciones está haciendo el Co·legi para difundir el decálogo?
 
Desde la Comisión de Equidad somos conscientes de que una buena comunicación es la mejor herramienta para dar a conocer el decálogo al máximo número de personas. Para ello, inicialmente se preparó un video en el que participamos diferentes profesionales en el que se explicaba cuáles eran los pilares del decálogo y posteriormente se envió a todas las firmas colegiadas.
 
La buena acogida del video nos dio impulso para continuar trabajando en fórmulas que nos ayudaran a alcanzar la máxima difusión. Por lo tanto, se idearon y pusieron en marcha diversas campañas de promoción, como la publicación de artículos, difusión en redes sociales, etc, y el resultado de todas estas acciones ha sido muy satisfactorio.
 
Además, hace unas semanas se celebró un evento en el Col·legi en el que se hizo entrega de un certificado de adhesión a las firmas que se han sumado a este compromiso con la igualdad de género. En este encuentro tuvimos la oportunidad de debatir la implicación y responsabilidad que supone para nuestro sector estas iniciativas y cómo podemos convencer a las firmas que aún no han dado el paso.
 
¿Qué medidas destacaría?
 
Destacaría, en primer lugar, la formación de la Comisión de Igualdad dentro del Col·legi. Ha sido un paso muy importante poder poner en marcha todo este proyecto gracias a la colaboración de estos profesionales, hombres y mujeres, tan excepcionales.
 
La puesta en común del decálogo y la adhesión a él de gran parte de las firmas colegiadas ya ha sido un éxito, pero no debemos parar. En la Comisión de Equidad seguimos trabajando día a día para poder dar el soporte necesario a las firmas en su objetivo de cumplir con todos los puntos marcados en el decálogo.
 
Y, por último, mencionar la colaboración con la Cátedra Mango de la UPF, con la que estamos realizando una encuesta destinada a todas las mujeres que trabajan en firmas de auditoría en activo en Catalunya. Estamos recopilando información sobre las dificultades que se han encontrado a lo largo de su carrera profesional y cómo consideran que se puede mejorar la situación. Una vez que se analicen todos los datos, se elaborará y presentará un informe con los análisis y conclusiones obtenidos.
 
¿Cuántas firmas del sector se han adherido al decálogo?
 
Contamos ya con 50 firmas adheridas, lo que es todo un logro, ya que además lo conseguimos en un tiempo récord. Nos enorgullece contar con el respaldo de todas estas firmas para fomentar la equidad de género en el sector de la auditoría y estoy convencida de que se unirán muchas más firmas muy pronto, que nos ayudarán a conseguir un trato equitativo ente mujeres y hombres en nuestra profesión.
 
      ¿Qué está haciendo el sector de la auditoría para atraer el talento femenino?
 
Como mujer y como auditora, creo que es preocupante que, hoy en día, sólo haya un 18% de colegiadas en Cataluña. Es una cifra que evidencia que nuestro sector está dejando pasar una gran oportunidad porque está perdiendo talento y potencial femenino. Por estos motivos pensamos que algo no se está haciendo bien.
 
Nuestra responsabilidad es que la representación de sus miembros sea equitativa y, por lo tanto, se ha de analizar qué medidas se han de adoptar para revertir esta situación.
 
Uno de los factores que más se demanda para atraer y retener ese potencial en nuestro sector, es que se fomente la corresponsabilidad y conciliación. Sería una medida que ayudaría a aumentar la presencia de las mujeres en puestos directivos. No debemos obviar que el aspecto social y familiar es algo muy importante. Además, tenemos que encontrar fórmulas para poder compaginar las inquietudes profesionales con nuestro entorno social. Implementar en las firmas fórmulas de flexibilización del trabajo, gracias a las nuevas tecnologías y el teletrabajo, podrían ser una medida para permitir que esta conciliación tan necesaria sea una realidad.
 
Pero hay muchas más causas por las que las mujeres abandonan o se resignan con la evolución de su carrera profesional, ese techo de cristal del que tantas veces se ha hablado, por lo que debemos encontrar fórmulas para ayudar a mitigar esta situación y que las mujeres tengan las mismas oportunidades de promoción.
 
Por lo tanto, conseguir no sólo retener sino atraer más talento femenino a nuestra profesión es un gran desafío al que, desde la Comisión de Equidad del Col·legi, nos hemos propuesto hacer frente.
 
¿Cómo se consigue incrementar la representación de las mujeres en los cargos directivos de las firmas de auditoría?
 
El Col·legi ha detectado una falta de referentes femeninos en el sector y en el ámbito institucional en los cargos de dirección. Personalmente creo que hay que conseguir romper los estereotipos de género y fomentar una cultura empresarial en la que realmente se empodere a la mujer. Para ello, hace falta formación y educación para conseguir eliminar la división de roles que hoy en día aún persiste entre hombres y mujeres, tal y como se indica en el decálogo.
 
Desde la Comisión de Equidad trabajamos para promover el incremento de esos referentes femeninos y darles la visibilidad que merecen.
 
¿Qué actuaciones llevarán a cabo para dar visibilidad social a las mujeres auditoras con cargo directivo como referentes en el mercado financiero?
 
Estamos en un momento en el que debemos fomentar la visibilidad de las auditoras con cargos directivos, para que se conviertan en referentes para las jóvenes auditoras, favoreciendo su participación en los medios de comunicación y también como ponentes en congresos del sector y en los diferentes actos que organice el Col·legi y el Instituto. Siempre hemos estado presentes, pero muchas veces invisibilizadas, detrás del foco, y ya ha llegado el momento de cambiar esta dinámica.
 
¿Qué dificultades se pueden encontrar para introducir la perspectiva de género en la gestión de las firmas
 
Las mujeres ya hemos evidenciado que disponemos de la experiencia, conocimientos y habilidades necesarias para ocupar cualquier puesto de responsabilidad, pero siguen manteniéndose los obstáculos que impiden un desarrollo profesional igualitario.
 
Como ya he comentado antes, nos encontramos aún con muchos estereotipos de género que están muy arraigados dentro de las empresas y también con profesionales con una gran resistencia al cambio. Esta combinación de factores dificulta cualquier paso que se pueda dar en este sentido.
 
Pero debemos ser optimistas, porque a pesar de que queda mucho camino por recorrer, ya hay firmas que han tomado medidas para promover la equidad de género, y no por una razón altruista, sino porque son conscientes de que nutrirse del talento femenino mejora su productividad y beneficio.
 
Creo sinceramente que las mujeres y los hombres somos necesarios y complementarios. El binomio que se produce cuando colaboran y la visión profesional de ambos, fortalece la estructura y la toma de decisiones de cualquier empresa. Además, cuanta más diversidad de género, mejor reputación empresarial.
 
¿Qué recomendación les diría a las universitarias que están estudiando económicas o ADE para elijan la auditoría como profesión?
En primer lugar, les explicaría que la auditoría es una profesión de prestigio con muchas oportunidades y estabilidad, que te pone en contacto con una gran variedad de sectores y profesionales.
 
Y también les pediría que confíen en sus capacidades para lograr todo aquello que se propongan. Puedo asegurarles que, con esfuerzo y dedicación, lo conseguirán y que aquí estaremos para ayudarlas en su ascenso a la cima.
 
Destacados:
  • La esencia del decálogo es ser un elemento transformador para poner en valor la portación de las mujeres en la auditoría
  • Trabajamos para que las mujeres desarrollen todo su potencial y que aumente la representación femenina en los cargos directivos
  • Tener una buena comunicación es la mejor herramienta para dar a conocer el decálogo al máximo número de personas
  • Estas iniciativas son muy importantes para la auditoría y, sobre todo, cómo podemos convencer a las firmas que aún no han dado el paso para adherirse
  • Hemos realizado una encuesta sobre las dificultades que las mujeres han encontrado a lo largo de su carrera profesional y cómo pueden mejorar su situación
  • Implementar en las firmas fórmulas de flexibilización del trabajo, gracias a las nuevas tecnologías y el teletrabajo, podrían ser una medida para permitir la conciliación
  • Hay que conseguir romper los estereotipos de género y fomentar una cultura empresarial en la que realmente se empodere a la mujer
  • Debemos fomentar la visibilidad de las mujeres auditoras con cargos directivos para que se conviertan en referentes para las jóvenes profesionales
  • Las mujeres ya hemos evidenciado que disponemos de la experiencia, conocimientos y habilidades para ocupar cualquier puesto de responsabilidad
  • Ya hay firmas que han tomado medidas para promover la equidad de género porque son conscientes de que nutrirse del talento femenino mejora su productividad y beneficio
 

Galería de imágenes:


Paseo de la Habana, 1 28036 - Madrid | Teléfono: +34 91 446 03 54 | auditoria@icjce.es
Copyright © 2014 ICJCE - Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España. Todos los derechos reservados
Ayúdanos a mejorar | Política de privacidad | Aviso legal

© Gestor de contenidos
HagaClic
Scroll to top